viernes, 24 de noviembre de 2017

No soy yo quien grita








No soy yo quien grita: es la tierra que ruge.
¡Cuidado! ¡Cuidado! ¡El diablo ha enloquecido!
Escóndete en el fondo limpio de los manantiales,
fúndete al cristal de la ventana,
ocúltate tras los fuegos de los diamantes,
bajo las piedras, entre los insectos,
escóndete en el pan recién salido del horno,
oh, tú, pobre, mi pobre.
Con el fresco aguacero fíltrate en la tierra.
Es inútil que sumerjas tu rostro en ti mismo
cuando sólo puedes lavarlo en otros ojos.
Se la delgada arista de una brizna
y serás más grande que el eje de este mundo.

¡Oh, máquinas, pájaros, frondas, y estrellas!,
nuestra estéril madre pide a gritos parir.
Querido amigo, cariñoso amigo,
puede resultarte terrible o maravilloso, pero
no soy yo quien grita, es la tierra que ruge.


ATTILA JÓZSEF

viernes, 3 de noviembre de 2017




Rozo con los dedos el círculo de la lluvia
con raíces desato el olvido

hasta la próxima primavera

viernes, 8 de septiembre de 2017

LA MIRADA






La mirada es interior no vale mirarse a una misma en el espejo. La mirada es hacia fuera, ahí podemos vernos. Es la parte que nos contiene o que contiene algo de nosotros. Relata el reflejo del mundo en nuestro interior. Somos al mundo lo que los cristales al mineral. Ni estamos separados ni en nuestro interior se da autoría alguna. Sí, la mirada es nuestra. Es la coreografía de un baile que persigue un rayo de luz.